El PNG creará la Guardia Nacional Gallega (GN) como policía integral gallega con competencias exclusivas en orden público, tráfico, protección del patrimonio, medio ambiente, bienestar animal y control urbanístico. A medida que se vayan incorporando nuevos efectivos a la Guardia Nacional irá disminuyendo en Galicia la presencia de efectivos de otras fuerzas de seguridad, principalmente la Policía Nacional y la Guardia Civil españolas, hasta su completa substitución. Para eso habrá que redimensionar la AGASP (Academia Gallega de Seguridad Pública) y convertirla en la futura academia de formación de la Guardia Nacional. Igual que el conjunto de cuerpos funcionariales de la Xunta de Galicia, los miembros de la Guardia Nacional usarán el gallego como lengua vehicular preferente de atención al ciudadano. Su presencia será inicialmente mucho mayor en las zonas rurales y en los pueblos, y a medida que vayan substituyendo las fuerzas de seguridad del Estado, irán adquiriendo responsabilidades en el ámbito de la seguridad en las siete grandes ciudades.

El Penegué reclamará también las competencias exclusivas de Galicia en la protección de las costas gallegas y en salvamento y socorrismo marítimo.

El PNG, siguiendo el modelo de justicia alemana, intentará que el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG) sea el tribunal de última instancia, y que las competencias sobre la regulación del poder judicial gallego sean del Parlamento gallego y administradas por el gobierno gallego. El Peneguéle exigirá al funcionariado de justicia que trabaje en Galicia (Jueces, secretarios, Procuradores, etc.) la obligatoriedad de conocer las dos lenguas oficiales del País mediante pruebas de selección para mantener su puesto de trabajo o para acceder a éste.

Nuestro partido desenvolverá e implementará un Código Civil gallego que regule todos los aspectos sociales propios de un código de este tipo. Estará adaptado a la realidad social y cultural gallega del siglo XXI, en vez del anticuado Código Civil español de base castellana que está vigente actualmente en nuestro País.

En consenso con todos los actores sociales, el Penegué impulsará la aprobación e implementación de un Derecho Laboral gallego, a través de un Estatuto de los Trabajadores propio y adaptado a las necesidades de los asalariados y empresarios gallegos. Esto incluirá la transferencia a Galicia de las competencias en materia de inspección de trabajo y de relaciones laborales.

Reclamaremos también las competencias referidas a las prisiones y el sistema penitenciario, pasando a ser ambas de titularidad gallega.