Para el PNG lo más importante para las personas es garantizarles que formen parte de una sociedad del bienestar, para lo que es necesario que la sociedad gallega haya adquirido un cierto nivel de riqueza que pueda ser empleada para disfrutar en conjunto de un buen sistema universal de salud, para lo cual crearemos y reforzaremos un Servicio Nacional Gallego de Salud (SERNAGAS) emulando el National Health Service (NHS) británico y otros servicios sanitarios punteros en Europa y en el mundo.

Una educación universal, eficiente y de calidad que realmente nos haga mejores personas y más preparadas para entrar en el mercado laboral y adaptarnos a la sociedad del siglo XXI. Unas prestaciones de desempleo dignas para aquellas personas que tengan la mala suerte de perder su puesto de trabajo. Unas pensiones suficientes para que nuestros mayores puedan vivir sin dificultades y una atención y cuidado para las personas que lo necesiten por falta de independencia física o mental. En ese sentido, y para una mejor gestión, solicitaremos la transferencia a Galicia de la Seguridad Social.

El Penegué entiende que el sistema de formación obligatoria y Bachillerato debe complementarse con una gestión eficiente del SUG (Sistema Universitario Galego) y de la Formación Profesional, siguiendo el modelo alemán, pues ésta es indispensable para tener una sociedad bien preparada técnicamente en los más diversos campos sociales y económicos.

IGUALDAD EN LA DIVERSIDAD

El PNG es un partido enfocado en las personas, y por eso mantendrá una actitud de denuncia constante detoda negación de las libertades de las personas en cualquier aspecto de su vida. En este sentido apoyará y trabajará por todos aquellos individuos que por cualquier motivo padezcan discriminación, tanto mujeres como mayores, niños y niñas, gente discapacitada, homosexuales, inmigrantes, por la lengua que hablen, por su identidad nacional o por su ideología. Para eso el Penegué defiende una serie de medidas y cambios, entre los cuales las primeras que intentaría hacer efectivas serían:

Un incremento de la dotación presupuestaria para la atención a las personas maltratadas, la formación en género obligatoria para todos los funcionarios, y un Plan Gallego Integral contra el Maltrato, que coordine las decisiones respecto a los casos de maltrato con medidas relativas a la seguridad, justicia, atención psicológica, habitación y garantías económicas. Esto se complementará con la inclusión obligatoria de una materia de sensibilidad contra el maltrato y la discriminación en dos cursos de la E.S.O., el seguimiento permanente de las personas maltratadoras, la protección real de las personas maltratadas y las mayores garantías para que se sientan seguras y puedan rehacer sus vidas (y las de las personas a su cargo).

Ofrecer desgravaciones fiscales para las empresas que vayan mejorando la distribución por sexos de sus trabajadores en un 5% anual, hasta alcanzar un mínimo de un 40% de mujeres en su personal de dirección.

La materia de sensibilidad contra el maltrato y la discriminación tratará la igualdad de género en un primer curso escolar, mediante la sensibilización y respeto por el colectivo LGTBIQ (lesbianas, gais, bisexuales, transgénero, intersex y queer), así como el acoso escolar y el maltrato contra mayores y niños/as en un segundo curso. A su vez, financiaremos de forma gratuita las operaciones de cambio de sexo para personas con disforia diagnosticada y protegeremos los derechos del colectivo LGTBIQ con la reforma del Código Penal para incluir penas mayores para los ataques homófobos o contra transexuales, por ser ambos delitos de odio

El Penegué se compromete a la emisión periódica en los canales públicos de programas que traten la educación en igualdad, películas y documentales que presenten casos reales de discriminación contra las personas o que hablen del colectivo LGTBIQ dándole rostro humano, así como documentales y películas que hablen de casos de persecución de personas por razón de género, lengua, intolerancia religiosa, identidad nacional y también de casos pasados y presentes de sociedades totalitarias, para de ese modo reforzar la cultura democrática de las gallegas y gallegos.

Derecho al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo tal y como está en la legislación actual, y derecho a una muerte digna a través de la eutanasia, siempre que la persona afectada lo dejase previamente por escrito o grabado en audio o imagen audiovisual.